viernes, 3 de julio de 2015

A la camita, a la camita


Luego de varios intentos para que Tobías duerma solo en su cama, parece ser que lo hemos logrado al fin…Incluso si retrocedemos acá en el blog, encontraremos publicaciones en donde ya lo habíamos intentado, e incluso otras en donde parecía que lo habíamos logrado…

Finalmente, “la solución” estuvo en cambiar la cama….Sí, así como lo están leyendo….
Es que en la habitación de nuestro Rey, había una cama de dos plazas…Un poco por comodidad de él mismo y otro tanto, porque a veces papá o mamá acompañábamos por las noches hasta que él se dormía, y en mas de una oportunidad nos quedábamos dormidos allí, entonces nada mejor que aquella cama grande para dos…

Pero de a poco, la pieza fue quedando cada vez más chica…porque los juguetes eran cada vez más, porque Tobi se encierra a jugar allí, porque su desplazamiento es mayor, y un montón de etcéteras mas, que nos llevaron a la idea de reemplazar aquella cama por una mas pequeña…

La idea nos cerraba a todos!…menos a Tobi…que sin querer decir nada, daba por hecho que al colocar en su pieza una cama mas chica, no habría lugar para un posible acompañante¿?...entonces…¿debería dormir solo al fin?...

Finalmente accedió, luego de “negociar” con papá y llegar al acuerdo de que éste lo acompañaría a la par de la nueva cama, hasta que Tobi se quedara dormido…



viernes, 3 de julio de 2015

A la camita, a la camita


Luego de varios intentos para que Tobías duerma solo en su cama, parece ser que lo hemos logrado al fin…Incluso si retrocedemos acá en el blog, encontraremos publicaciones en donde ya lo habíamos intentado, e incluso otras en donde parecía que lo habíamos logrado…

Finalmente, “la solución” estuvo en cambiar la cama….Sí, así como lo están leyendo….
Es que en la habitación de nuestro Rey, había una cama de dos plazas…Un poco por comodidad de él mismo y otro tanto, porque a veces papá o mamá acompañábamos por las noches hasta que él se dormía, y en mas de una oportunidad nos quedábamos dormidos allí, entonces nada mejor que aquella cama grande para dos…

Pero de a poco, la pieza fue quedando cada vez más chica…porque los juguetes eran cada vez más, porque Tobi se encierra a jugar allí, porque su desplazamiento es mayor, y un montón de etcéteras mas, que nos llevaron a la idea de reemplazar aquella cama por una mas pequeña…

La idea nos cerraba a todos!…menos a Tobi…que sin querer decir nada, daba por hecho que al colocar en su pieza una cama mas chica, no habría lugar para un posible acompañante¿?...entonces…¿debería dormir solo al fin?...

Finalmente accedió, luego de “negociar” con papá y llegar al acuerdo de que éste lo acompañaría a la par de la nueva cama, hasta que Tobi se quedara dormido…