martes, 23 de junio de 2015

Visita 6


Después de varias idas y vueltas, habiendo cumplido los dos meses, le tocaba el control médico a Francesca.-
Ya recuperada de ese resfrío que la tuvo a mal traer por unos cuantos días, el doctor la encontró muy bien.-
Su peso vuelve a sorprender…1,250 Kg. más que en la ultima visita.-  alcanzando en la balanza los 5,300 Kg. -  También aumento su altura, que pasó a ser de 55 cm. ( 1,5 cm. mas que el mes anterior) .- Y el diámetro de su cabeza paso de 37,5cm. a 40,5 cm. actuales. Tres centímetros más que el último control.-

-Felicitaciones chicos!...Muy sanita y muy hermosa está su pequeña!...Fueron las palabras del doctor luego de finalizar la visita numero seis.-

Pero allí no termina todo…Había llegado la hora de los dolorosos y crueles pinchazos!
Es que cumplidos los dos meses, a Fran le tocaban sus primeras vacunas.- Así que sin descanso y sin dudarlo, desde el consultorio del doctor, partimos hacia el dispensario en donde le aplicarían las inyecciones.-

Llegamos, demoraron nada prácticamente y allí estábamos nuevamente dispuestos a sufrir…
Como a propósito pareciera ser, minutos antes de que la pincharan, Fran comenzó a esbozar quizá las sonrisas mas tiernas y hermosas desde su nacimiento…
Pero su felicidad iba a durar poco…luego de las dosis orales, que ningún problema causaron, inevitablemente vino el dolor…
Acostada en la camilla, papá sosteniendo sus piernitas, mamá muy nerviosa y sin querer participar…y ambos sin querer mirar...se dio no mas…
Como ya habíamos experimentado con Tobi por allá por el 2009, nuevamente ese llanto quejoso de dolor volvió a retumbar en nuestros oídos e invadió de angustia nuestros corazones…

Casi calmándose, salimos del lugar, dimos una vuelta en el auto y regresamos a casa, donde ahora si Fran se dispuso a dormir un siesta…
Despertó a las horas, un poco molesta, con un poco de fiebre, sus piernitas con moretones, producto de los pinchazos y con algunos cólicos, que hasta el momento no había experimentado y no cabe otra que adjudicárselo también a este día feo que le toco vivir a nuestra reina… Ya pasó!...Uf!

martes, 23 de junio de 2015

Visita 6


Después de varias idas y vueltas, habiendo cumplido los dos meses, le tocaba el control médico a Francesca.-
Ya recuperada de ese resfrío que la tuvo a mal traer por unos cuantos días, el doctor la encontró muy bien.-
Su peso vuelve a sorprender…1,250 Kg. más que en la ultima visita.-  alcanzando en la balanza los 5,300 Kg. -  También aumento su altura, que pasó a ser de 55 cm. ( 1,5 cm. mas que el mes anterior) .- Y el diámetro de su cabeza paso de 37,5cm. a 40,5 cm. actuales. Tres centímetros más que el último control.-

-Felicitaciones chicos!...Muy sanita y muy hermosa está su pequeña!...Fueron las palabras del doctor luego de finalizar la visita numero seis.-

Pero allí no termina todo…Había llegado la hora de los dolorosos y crueles pinchazos!
Es que cumplidos los dos meses, a Fran le tocaban sus primeras vacunas.- Así que sin descanso y sin dudarlo, desde el consultorio del doctor, partimos hacia el dispensario en donde le aplicarían las inyecciones.-

Llegamos, demoraron nada prácticamente y allí estábamos nuevamente dispuestos a sufrir…
Como a propósito pareciera ser, minutos antes de que la pincharan, Fran comenzó a esbozar quizá las sonrisas mas tiernas y hermosas desde su nacimiento…
Pero su felicidad iba a durar poco…luego de las dosis orales, que ningún problema causaron, inevitablemente vino el dolor…
Acostada en la camilla, papá sosteniendo sus piernitas, mamá muy nerviosa y sin querer participar…y ambos sin querer mirar...se dio no mas…
Como ya habíamos experimentado con Tobi por allá por el 2009, nuevamente ese llanto quejoso de dolor volvió a retumbar en nuestros oídos e invadió de angustia nuestros corazones…

Casi calmándose, salimos del lugar, dimos una vuelta en el auto y regresamos a casa, donde ahora si Fran se dispuso a dormir un siesta…
Despertó a las horas, un poco molesta, con un poco de fiebre, sus piernitas con moretones, producto de los pinchazos y con algunos cólicos, que hasta el momento no había experimentado y no cabe otra que adjudicárselo también a este día feo que le toco vivir a nuestra reina… Ya pasó!...Uf!