lunes, 23 de febrero de 2015

Onomástico – 9 de Marzo


Como lo hicimos con Tobías,  a principios del 2009, seguimos con el protocolo del nombre Francesca…Ya contamos porqué Francesca? Qué significa? y Cómo son?... Hoy le toca el turno a la parte religiosa…

Venerada por la iglesia católica,  el 9 de marzo se festeja el día de “Santa Francisca Romana”  (En italiano: Francesca Romana).-



Su historia:

Nació en Roma, hija de padres nobles y ricos.- A los doce años de edad decidió ser monja, pero sus padres la casaron con Lorenzo Ponziano, comandante de las tropas papales en Roma. Quién debido a su puesto militar, no estaba en casa mucho.

Francisca y a su hermana “Vannozza”, rezaban y visitaban a los pobres y enfermos, inspirando a otras mujeres a hacer lo mismo.
El matrimonio perdió a dos de sus hijos por la plaga de la peste negra, hecho que los sensibilizó notablemente.
En esa época, Roma se hallaba en un estado deplorable hasta el punto de que se veían lobos andando por las calles. Lorenzo servía al papa romano en sus guerras contra los varios pretendientes al papado. Durante una ausencia, muchas de las propiedades de Lorenzo fueron arruinadas.
Fue herido gravemente por las fuerzas Napolitanas mientras ocupaban Roma a principios del siglo XV, y Francisca lo cuidó hasta su muerte en el año 1436, después de cuarentas años de matrimonio.

Con la muerte de su esposo, Francisca se mudó al monasterio y se hizo Hermana Presidente de la comunidad. Durante estos años, creció su vida de contemplación. Tuvo la gracia de los milagros, el éxtasis y la visión de su ángel de la guarda. Se destacaba por su humildad, obediencia y paciencia.

Francisca murió el 9 de marzo de 1440 y el Papa Paulo V la canonizó el 9 de mayo de 1608.
Casi 320 años después, en 1925 el Papa Pio XI la declara santa patrona de los automovilistas, a causa de una leyenda según la cual un ángel solía alumbrarle el camino con una linterna mientras viajaba, manteniéndola a salvo de infortunios.
Muchisimos años mas tarde, en el Jubileo del 2008-2009, el papa Benedicto XVI, la exaltó denominándola la más romana de las santas.


La leyenda:

Cuenta la leyenda, que el comandante de las tropas Napolitanas le exigió a Francisca que entregue a su último hijo, Battista, como rehén.

Obedeciendo esta orden por mandato de su director espiritual, ella le llevó al chico.- En el camino, se detuvo en la Basílica de Santa María en Aracoeli (Santa María en el Altar Celestial) que estaba a un lado, y confió la vida de su hijo amado a la Santísima Virgen.

Cuando llegaron al lugar convenido, los soldados trataron de montar al muchacho en un caballo para llevarlo como cautivo; sin embargo, el caballo se negó a moverse, a pesar de muchas palizas. Los soldados juzgaron que era un acto de Dios y devolvieron el muchacho a su madre.

lunes, 23 de febrero de 2015

Onomástico – 9 de Marzo


Como lo hicimos con Tobías,  a principios del 2009, seguimos con el protocolo del nombre Francesca…Ya contamos porqué Francesca? Qué significa? y Cómo son?... Hoy le toca el turno a la parte religiosa…

Venerada por la iglesia católica,  el 9 de marzo se festeja el día de “Santa Francisca Romana”  (En italiano: Francesca Romana).-



Su historia:

Nació en Roma, hija de padres nobles y ricos.- A los doce años de edad decidió ser monja, pero sus padres la casaron con Lorenzo Ponziano, comandante de las tropas papales en Roma. Quién debido a su puesto militar, no estaba en casa mucho.

Francisca y a su hermana “Vannozza”, rezaban y visitaban a los pobres y enfermos, inspirando a otras mujeres a hacer lo mismo.
El matrimonio perdió a dos de sus hijos por la plaga de la peste negra, hecho que los sensibilizó notablemente.
En esa época, Roma se hallaba en un estado deplorable hasta el punto de que se veían lobos andando por las calles. Lorenzo servía al papa romano en sus guerras contra los varios pretendientes al papado. Durante una ausencia, muchas de las propiedades de Lorenzo fueron arruinadas.
Fue herido gravemente por las fuerzas Napolitanas mientras ocupaban Roma a principios del siglo XV, y Francisca lo cuidó hasta su muerte en el año 1436, después de cuarentas años de matrimonio.

Con la muerte de su esposo, Francisca se mudó al monasterio y se hizo Hermana Presidente de la comunidad. Durante estos años, creció su vida de contemplación. Tuvo la gracia de los milagros, el éxtasis y la visión de su ángel de la guarda. Se destacaba por su humildad, obediencia y paciencia.

Francisca murió el 9 de marzo de 1440 y el Papa Paulo V la canonizó el 9 de mayo de 1608.
Casi 320 años después, en 1925 el Papa Pio XI la declara santa patrona de los automovilistas, a causa de una leyenda según la cual un ángel solía alumbrarle el camino con una linterna mientras viajaba, manteniéndola a salvo de infortunios.
Muchisimos años mas tarde, en el Jubileo del 2008-2009, el papa Benedicto XVI, la exaltó denominándola la más romana de las santas.


La leyenda:

Cuenta la leyenda, que el comandante de las tropas Napolitanas le exigió a Francisca que entregue a su último hijo, Battista, como rehén.

Obedeciendo esta orden por mandato de su director espiritual, ella le llevó al chico.- En el camino, se detuvo en la Basílica de Santa María en Aracoeli (Santa María en el Altar Celestial) que estaba a un lado, y confió la vida de su hijo amado a la Santísima Virgen.

Cuando llegaron al lugar convenido, los soldados trataron de montar al muchacho en un caballo para llevarlo como cautivo; sin embargo, el caballo se negó a moverse, a pesar de muchas palizas. Los soldados juzgaron que era un acto de Dios y devolvieron el muchacho a su madre.